miércoles, 30 de septiembre de 2015

Peinados ||| : Recogido para boda ♥

¡Hola hola!

Como podréis apreciar, el tema de los recogidos me encanta, y hoy os traigo uno nuevo: se trata de una trenza que ondea hasta enroscarse en un precioso moño. Esta vez tenemos cambio de modelo: mi amiga Diana tenía una boda y me ha prestado su cabeza. Aquí os dejo el tutorial paso a paso. Si os gusta, ¡no dudéis en seguir leyendo!




Paso 1:
Desenredar bien el cabello, y opcionalmente mojarlo. Cuanto menos suave y deslizadizo esté el pelo mejor, porque sino se aflojará la trenza, se soltarán pelitos y se irá deshaciendo con mucha facilidad. Diana tiene el pelo muy suave, asi que mi técnica consistió en rociarle todo el pelo con mucha laca para que estuviera pegajoso.


Paso 2:
Seccionar el pelo. La primera se hace desde el arco de la ceja a la oreja del lado opuesto de la cabeza, como en la foto:


Y la segunda desde la altura de la otra ceja y detrás de la oreja del lado contrario, aunque no justo donde la oreja, sino un poco atrás. La sección debe ser como en la foto que os dejo a continuación. No olvides de atar bien cada sección, para que no se mezclen las 3.


Paso 3:
Soltar la primera sección y comenzar a trenzar con la técnica de la trenza alemana. Si no sabéis hacerla, mirad algún tutorial de youtube, los hay muy bien explicados ;)
Trenzamos hasta llegar a la oreja, y antes de coger todo el pelo que nos queda, soltamos la segunda sección y hacemos la curva cogiendo de los pelitos que quedaron por la zona de la oreja y, por el otro lado, de la sección 2 que acabamos de soltar. Debe quedar algo así:



No olvides coger los mechones de la sección 2 de manera vertical, es decir, teniendo cuidado que quede cada mechón "en vertical".

Paso 4:
Llegados al lado otro lado, hacemos lo mismo pero en el otro sentido, soltamos la sección 3 (el pelo que ha quedado tras partir las 2 primeras secciones) y hacemos la curva, cogiendo por ambos lados y no olvidando coger los mechones en vertical. El resultado debería ser algo así:



Paso 5:
Cuando hemos recogido todo el pelo, seguimos hasta el final con una trenza básica. Te aconsejo trenzar hasta lo más abajo posible, para que se pueda disimular mejor a la hora de hacer el moño. El resultado debería ser así:


¡RECUERDA!
Para una mejor fijación, rocía con laca en cada mechón que añadas a la trenza.

Paso 6:
Sujeta la trenza con una gomita invisible, metele una horquilla y enrosca la trenza hasta la nuca para formar un moño. Lo de la horquilla es optativo, pero facilita el proceso.





Paso 7: 
Fíjalo con horquillas a la cabeza. Hazlo muy bien, que se note en la cabeza que está bien sujeto. Rocíalo con mucha laca y hornaméntalo como quieras. Yo he puesto perlitas en horquillas de moño y se las he colocado a lo largo de toda la trenza, lo cual me parece que queda perfecto con el conjunto negro y rojo que ha decidido llevar.






ET VOILÀ!

Así ha quedado mi querida Diana, ¿no os parece preciosa?
Espero que os haya gustado mucho este tutorial. Si es el caso, no dudéis en seguirme y en comentarme lo que opináis.




¡Besitos!♥



lunes, 28 de septiembre de 2015

Outfit otoño (verano tardío) 2015 con Maka Galleta

¡Hola hola!

Hoy os traigo una entrada en colaboración con Maka Galleta (qué raro). Se trata de un outfit que debía ser otoñal, pero aquí en Asturias el tiempo va a su bola y ha decidido que, ahora que empezaron las clases, es el momento perfecto para volver a los días de calor y playa. Sí, justo cuando ya no se puede ir a la playa porque CASUALMENTE los fines de semana se nublan.

No voy a contaros más miserias sobre mis problemas, y aquí os dejo el outfit. ¡Espero que os guste!
















ET VOILÀ!

Espero que os haya gustado. Como ya sabéis, la segunda parte de esta colaboración la encontraréis pronto en el canal de Maka Galleta (aquí os lo dejo).

¡Un besito! 


martes, 15 de septiembre de 2015

¡Organizarse para las clases! ♥

¡Hola hola!

Nueva entrada, y esta vez no se habla de belleza sino de organización. Sinceramente, soy de esas personas que si no busca truquitos de organización acaba armando unos desastres espectaculares, asi que hoy os voy a enseñar qué llevo en mi carpeta para ir a clase, cómo la he adaptado a mis necesidades y cómo me he arreglado para tenerlo todo bien en su sitio y nada de hojas sueltas por todas partes. Si te interesa, ¡sigue leyendo!




Aquí está mi carpeta. Como véis es muy simple, de tapa dura y con 4 anillas. Os voy a comentar en detalle qué para qué sirve cada cosa y cómo lo he hecho.




Empecemos con la tapa. Como podéis ver, en la parte superior he pegado con cola blanca una funda plástica que recorté a medida para meter mi horario. Eso permite que pueda cambiar mi horario sin tener que destrozar la tapa (cosa que, como podéis ver, me pasó una vez, fijáos en el borde superior ^^') Pero la carpeta, por lo demás, estaba en buen estado por lo que tengo intención de disimularlo con washi tape o algo así.




En la parte inferior, he creado una especie de pequeño bolsito con cartón al cual hice una apertura en el centro. Cuando me pareció correcto y bien reforzado, lo fijé con cola blanca a la tapa. Uso ese bolsito para meter un montón de cosas, como por ejemplo lo que os voy a enumerar a continuación:



1) Post-its
2) Una libreta
3) Un sobre con fotos de carnet (mucho más útil de lo que una puede pensar)
4) Cualquier documento a entregar y que no se debe olvidar bajo ningún concepto (en este caso, una ficha de presentación para una asignatura)
5) Marcadores (sí, me encantan los marcadores de colores ♥ )
6) Etiquetas
En definitiva, cualquier cosa que queráis.




Ahora empezaremos a mirar el contenido de la carpeta. Lo primero que os voy a decir es que, cuando se usa una carpeta de anillas, una herramienta que nos va a ayudar muchísimo y hacernos la vida mucho más fácil es una troqueladora. Podéis comprarla en cualquier papelería o copistería, cuesta muy poquito y de verdad, para mí es LA herramienta que hay que tener. Por ejemplo, un uso que le doy es que, en cuanto me dan fotocopias de cualquier asignatura, las agujereo y las meto en la carpeta. Así no queda nada suelto, no se dobla nada y está siempre ordenado, sin contar que se pueden sacar las hojas cuando queramos. Es muy MUY práctico.








Otro uso que le doy a la troqueladora es el siguiente: siempre pongo al principio de la carpeta un folio cortado a la mitad y agujereados sobre el cual pego post-its con notas, deberes que tenga que hacer, ideas para el blog... ¡Lo que sea! Esa me parece una idea genial porque nunca me han gustado las agendas, y eso permite que al abrir la carpeta de un vistazo sepa qué tengo que hacer, sin contar que es super práctico y me permite poner con rapidez cualquier ocurrencia que tenga, y no olvidarme de que escribí algo (porque sí, me pasa muy a menudo de escribir cosas para acordarme y luego no recordar que lo escribí, ¡olé por mí!)






Lo siguiente que tengo en la carpeta son los separadores. Me los hice yo misma con unas cartulinas de colores, etiquetas para cuadernos y la famosa troqueladora. Es muy fácil de hacer: se agujerea la cartulina, se pega la etiqueta y se pone el nombre de la asignatura en cuestión. Una vez hecho esto, se ponen hojas de cuadros entre ellas, las fotocopias que te vayan dando en la asignatura etc. ¡Y ya está!, ¡todo organizado! 

Se puede escribir el nombre de la asignatura pero preferí hacerlo en la etiqueta para poder reutilizar la cartulina como marcador en años posteriores.







Te aconsejo que pongas algunas fundas plásticas para almacenar los documentos que no puedes troquelar, como por ejemplo documentos que hay que entregar en la Universidad.






Y por último, se pueden añadir accesorios para carpetas, los cuales puedes encontrar en cualquier papelería, como por ejemplo este con marcadores (¿os dije ya que tengo una obsesión con los post-its marcadores etc.? jajaja)




Lo bueno de esto es que puedes personalizarlo a tu gusto, hacer lo que quieras, por ejemplo tengo en mente imprimir un calendario bonito que voy a buscar por internet y añadirlo al principio de la carpeta para anotar los exámenes. ¿Os gusta la idea? ♥



ET VOILÀ!

Si te ha gustado este post y te ha servido, no dudes en seguirme. Asímismo si tienes ideas interesantes para agregar a la carpeta, ¡no dudes en comentarmelo!


¡Besitos! ♥

lunes, 14 de septiembre de 2015

Routine de beauté ♥

¡Hola hola!

Hoy lunes nueva entrada, os voy a explicar mi rutina de belleza en cuanto al rostro se refiere.

La piel es algo muy importante, y no hay que empezar a cuidarla cuando se empieza a ver mal, ¡todo lo contrario! Cuanto antes te preocupes por tu piel mejor, con el tiempo lo agradecerás.

Si quieres ver lo que yo hago para cuidar mi piel, ¡Sigue leyendo!



Tanto si eres muy pálida como si eres un poco más morenita, el primer consejo que os doy es tener mucho cuidado con el sol. Reseca la piel, provoca arrugas tempranas y sobre todo es uno de los principales causantes de melanomas en la piel. 

Dato de interés: Quien ha sufrido una quemadura solar grave antes de los 16 años tiene el doble de posibilidades de desarrollar un melanoma. ¿No es motivo suficiente?

Usa protector solar todo el año, por poquito que sea estás protegiendo tu piel. Puedes poner una BB cream con factor solar, es una buena opción porque matas dos pájaros de un tiro: te proteges del sol y muestras un aspecto radiante.


Pasando ahora a los cuidados diarios, aquí os expongo lo que yo hago con mi rostro. No se pierde casi nada de tiempo y se nota mucho la diferencia.

Lo primero que hago al despertarme es lavarme la cara. Puede ser con jabón pero es aconsejable usar un producto específico para ello. Mi amiga Maka Galleta (aquí su canal), me ha regalado una fórmula limpiadora con ácido hialurónico que hace milagros. Es la Happy Foam de Etude House, si queréis ver un review completo sobre su uso y sus cualidades os aconsejo que miréis este vídeo. Realizo esto todas las mañanas.





Una vez a la semana, suelo exfoliarme los labios con una receta casera. Es super sencilla y económica: se trata de mezclar miel y azúcar y frotar bien los labios con esa mezcla. Lo que suelo hacer es mojar la punta del dedo en la miel y posarlo sobre azúcar, así se pega a la miel y la proporción es buena. Yo lo hago con el dedo pero para una exfoliación más eficaz y profunda, se puede usar un cepillo de dientes.




A continuación, una vez cada 15 días, aplico esta mascarilla peel-of de carbón de la marca Daiso sobre la zona de la nariz. Es muy fácil de aplicar: la pones con el dedo donde te convenga y la dejas secar. Una vez seca se retira tirando de ella (¡es una sensación que me encanta!) Eso elimina las pieles muertas y las impurezas que se tienen en esa zona, que suelen ser bastantes. No es muy estético, gracias a Dios solo se hace en casa sola jajaja


Aquí una foto de cómo queda el producto mientras seca.
No es muy halagadora desde luego (esta foto a Maka no le va a 
hacer mucha gracia jajjaja) pero el resultado merece la pena ;)



Finalmente, haga lo que haga, echo una crema hidratante. La mía es de aloe vera pero puede ser cualquier crema: la que más os convenga para vuestro tipo de piel.



ET VOILÀ!

Si os ha gustado mi rutina o queréis decirme cuál es la vuestra, no dudéis en decírmelo en los comentarios. Asimismo no dudéis en suscribiros a este blog para estar al día de todas las novedades.


¡Un besito!